Crustaceros de Coquimbo rechazaron iniciativa de ley que busca poner fin a la pesca de arrastre

Ago 14, 2014

Los representantes de los pescadores crustaceros artesanales e industriales hicieron un llamado a las autoridades a defender los más de 1.500 puestos laborales que genera la actividad en la Región de Coquimbo.

El sector crustacero de la Región de Coquimbo se unió para rechazar la iniciativa aprobada el pasado martes 12 de agosto en la Cámara de Diputados, que pretende modificar el artículo 49 de la Ley N°18.892, con el objetivo de eliminar la pesca de arrastre.

“En Chile se ha demonizado a la pesca de arrastre comparándola con la pesca de arrastre que se desarrolla en Centroamérica, la que se realiza a poca profundidad y de manera poco selectiva. Nosotros pescamos entre 200 metros y 600 metros de profundidad en un fondo marino que se constituye principalmente de arena y fango, y en donde no existen arrecifes de coral, montes submarinos ni fuentes hidrotermales, ni comunidades de interés, salvo crustáceos“, aseguró el presidente de la Asociación de Industriales y Armadores Pesqueros de la Región de Coquimbo (AIP), Osciel Velásquez, quien además subrayó que “las pesquerías de crustáceos de la región se encuentran en buen estado y nosotros hemos hecho esfuerzos para demostrar que se puede desarrollar una actividad sostenible, modificando nuestros artes de pesca por modelos más selectivos, reciclando las redes antiguas, disminuyendo el esfuerzo pesquero y avanzando hacia la certificación bajo estándares de la Marine Stewardship Council (MSC), que nos otorgará un distintivo de desarrollo productivo sostenible”.

Según planteó el gerente de la AIP, Leandro Sturla, el arte de pesca de arrastre, operado adecuadamente, es tan legítimo como cualquier otro arte de pesca. “Tenemos la tecnología para capturar los crustáceos objetivos sin poner en peligro sus poblaciones, al igual que la eventual captura de fauna acompañante. Es más, pesquerías de arrastre en crustáceos han sido certificadas en otras latitudes bajo el exigente estándar MSC y nadie pone en duda de la sostenibilidad de dichas pesquerías. Nosotros aspiramos a lograr durante el próximo año ese privilegio para nuestras pesquerías de crustáceos demersales. Por lo mismo, debemos informar con veracidad, eliminar paradigmas y mitos que se han instaurado en parte de la poblacion”, enfatizó Sturla en un comunicado que fue emitido por el gremio crustacero.

Mientras que el secretario de la Asociación de Pequeños Armadores Pesqueros, Mario Morozin, comentó que están «bastantes regularizados a través de los Comités Científicos y Comités de Manejo, por lo que no se entiende una iniciativa que perjudicaría de tal forma que haría desaparecer toda una actividad, que genera gran cantidad de puestos laborales, divisas y alimentos”.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Pescadores Artesanales Arrastreros de Coquimbo (Aspearpe), Gonzalo Zúñiga, argumentó que “esta es una actividad económica que hemos llevado con mucha responsabilidad. Hemos tomado iniciativas que apuntan al desarrollo de una sostenibilidad pesquera, como por ejemplo, el cambio de nuestras redes de pesca para aminorar el impacto en el fondo marino. Desde el punto de vista de los crustáceos, artesanales e industriales somos parte de un encadenamiento productivo y trabajamos de la mano”, adujo.

Cabe destacar que en la Región de Coquimbo se conformó hace algunas semanas la Coordinadora por la Defensa de la Actividad Crustacera, organización que reúne a industriales, artesanales arrastreros y trabajadores del sector (flotas pesqueras, plantas de proceso, redes, servicios y contratistas).

Carta a la intendenta

El pasado miércoles 13 de agosto, dirigentes y trabajadores del sector crustacero de la Región de Coquimbo llegaron hasta la Intendencia regional para manifestar su preocupación por la iniciativa legal que pretende eliminar la pesca de arrastre. En la ocasión, representantes de los gremios pesqueros industriales y artesanales en conjunto con representantes de los trabajadores del sector hicieron entrega de una carta dirigida a la máxima autoridad regional, Hanne Utreras, señalando sus aprehensiones y principales puntos de defensa de la actividad.

La respuesta de la Intendencia fue generar urgente una Mesa de Dialogo que pudiese representar los intereses de la región y su gente, para lo cual todos los firmantes de la carta fueron invitados a una reunión con las autoridades sectoriales.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

[latest_journal_single_iframe]
Suscríbase al Newsletter Aqua