[EN-ES] Entregan la velocidad de nado óptima de los salmones de cultivo

Dic 5, 2018

Tal como en los humanos, los peces deben tener tiempo para adaptarse al aumento del ejercicio, por lo que es importante que la velocidad del agua en el tanque se acelere lentamente.

La velocidad óptima del agua mantiene a los salmones fuertes y saludables. Esto no solo es bueno para la salud y el bienestar de los peces, sino que también mejora la calidad del agua, fundamentalmente considerando que un salmón nada casi durante toda su vida.

Así se desprende de la información entregada este martes 4 de diciembre por la salmonicultora Cermaq, en donde se subraya que se sabe que el ejercicio siempre es bueno, pero ahora se conoce el nivel óptimo de ejercicio para los peces jóvenes (smolt). Es la velocidad del flujo de agua lo que determina el ejercicio o la velocidad de la natación, y los peces jóvenes nadan contra la corriente para permanecer en el mismo lugar, tal como lo habrían hecho en el río.

«La condición física del smolt es fundamental para la buena salud, el bienestar y el crecimiento en la fase marina. Al asegurar la velocidad óptima del flujo de agua en todos nuestros tanques de agua dulce en Cermaq, mejoraremos el ejercicio y la calidad del agua para los peces jóvenes, y de ahí la base para el rendimiento de la acuicultura en el océano», sostiene el gerente de Innovación de Cermaq, Dr. Bendik Fyhn Terjesen.

jul0sfb5imtwpjncfc7g

La velocidad no se mide en km/h, sino en longitudes de pez/segundo. La velocidad óptima cambia a través de las etapas de la vida a medida que el pez crece. Durante la smoltificación, la fase en la que los peces adquieren tolerancia al agua de mar, la velocidad óptima es de aproximadamente 2 longitudes de pez/segundo. Si los humanos hicieran lo mismo, es decir, caminar a una longitud de paso de 70 cm por 2, esto significaría una velocidad de 5 km/h. Si se relaciona con una altura normal de 1,70 cm por 2, esto significaría que tendríamos que correr a una velocidad de 12 km/h. Sin embargo, los peces jóvenes nadan 24/7 en el tanque, y no hay descanso. Aún así, esto está mejorando la salud y el rendimiento de los peces. Tal como los humanos, los peces deben tener tiempo para adaptarse al aumento del ejercicio, por lo que es importante que la velocidad del agua en el tanque se acelere lentamente, y que los peces no estén expuestos de manera abrupta al ejercicio.

La velocidad del agua no es la misma en todas las partes del tanque y el Dr. Harald Takle, quien es gerente de Investigación y Desarrolo (I+D) en tecnologías nfdbow2snxwu6d2hwkwude cultivo, ha establecido procedimientos aplicables para medir y mejorar los regímenes de entrenamiento en los sistemas de contención cerrados basados en tierra y en mar de Cermaq, teniendo en consideración sus sistemas anteriores de investigación en Nofima.

«Estimular el ejercicio de los peces mediante el ajuste de la corriente de agua es esencial para fortalecer la capacidad cardíaca, la tolerancia al estrés, la resistencia ósea y la capacidad inmunológica de nuestros peces. El resultado es un pez más resistente y saludable, que tiene músculos más fuertes con mejor textura y color», explica el Dr. Harald Takle, añadiendo que si se pensaba que los peces habían adelgazado por el ejercicio constante, esto no es así.

«La eficiencia de alimentación, medida como la tasa de conversión de alimento (FCR, por su sigla en inglés), se mantiene igual a pesar del nado constante. El pez simplemente se encuentra en mejor forma y saludable», concluye el representante de Cermaq.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

[latest_journal_single_iframe]
Suscríbase al Newsletter Aqua