Ejecutivos analizan despidos en industria del salmón

Abr 12, 2016

Estiman que solo en los próximos dos años se volverían a efectuar contrataciones para las plantas de proceso.

(Pulso) La industria salmonicultora vive una nueva crisis. A la denominada «tormenta perfecta» ocurrida el año pasado -provocada por una combinación de bajos precios y alza de los costos- se sumó ahora el bloom de algas, fenómeno climático que generó pérdidas cuantiosas para las empresas del sector.

El daño causado por esta situación derivará en una serie de despidos que ya se están dando a conocer y que la industria estima en al menos 5.000 personas, es decir, poco menos del 10% de la dotación total.

Las salidas ya se están produciendo. Este lunes 11 de abril, a través de un comunicado, Marine Harvest -la mayor salmonicultora del mundo-, anunció al menos 500 despidos por la restructuración de su filial en Chile. Pero la situación afecta a varias empresas. El pasado viernes, ante la Comisión de Pesca y Acuicultura de la Cámara de Diputados que sesionó en Puerto Montt (Región de Los Lagos), el presidente de la Asociación de la Industria del Salmón de Chile A.G. (SalmonChile), Felipe Sandoval, realizó un duro balance de la nueva crisis que golpea a al rubro y reconoció que habrá despidos.

«La industria está haciendo un esfuerzo para que el efecto laboral sea menor en comparación con la baja productiva. (Los despidos) están en gran parte ya hechos, y solo falta una parte que debiera ocurrir en este segundo trimestre. Dijimos que eran del orden de 5.000 personas, y deben faltar unas 1.000 por completar», detalló a Pulso el presidente de SalmonChile, Felipe Sandoval.

En la industria aclaran que tras el explosivo aumento de siembras en el período productivo anterior, la industria salmonicultora previo al bloom de algas pasaba por una etapa de peak en términos de dotación laboral, sumando unos 73.000 trabajadores considerando empleos directos e indirectos.

En SalmonChile sostienen que es difícil volver a alcanzar esos números. «No puedo asegurar que vamos a volver a los niveles anteriores, pero sí que durante este segundo trimestre será el momento de menor producción. Después debiera comenzar a repuntar. Por lo tanto, podrían venir nuevas contrataciones, pero sin duda menores a las del año pasado», argumentó Sandoval.

Casos particulares

Marine Harvest no es la única empresa que ha debido poner termino a los contratos de sus colaboradores. AquaChile, salmonicultora ligada a las familias Puchi y Fischer, recientemente comunicó el despido de 186 personas. Al igual que las anteriores Cermaq, empresa controlada por Mitsubishi, también ha debido efectuar despidos.

Justamente el gerente general de Cermaq, Francisco Miranda, detalló -según publicó Pulso- que al menos 400 personas han debido ser despedidas tras el bloom. «Hemos hecho los ajustes necesarios para la producción de 2016. Siempre se revisa, pero ya hicimos todo lo que correspondía», sostuvo el ejecutivo.

Gerardo Balbontín, gerente general de Blumar, agregó que el responsable del incremento en los despidos es el bloom de algas, pero en el tiempo se debieran recuperar.

«Estamos hablando de al menos dos años. El barrio que sufrió la mortalidad de sus peces volverá a sembrar recién en abril de 2017», planteó.

En el caso de Marine Harvest, los despidos serían transversales desde la parte operativa hasta ejecutivos y no solo se deberían al bloom de algas sino también a los malos resultados que anotó la filial chilena en 2015. El año pasado, Marine Harvest registró una pérdida de EBIT operacional de 181 millones de coronas noruegas (US$21,6 millones) en su operación en Chile.

Primer embarque de salmón sin antibióticos rumbo a Estados Unidos

Por otro lado, Nova Austral, ex filial de Pescanova y que ahora está ligada a Bain Capital y Altor Fund III, decidió enfocarse en productos sin antibióticos, siguiendo las recomendaciones de varios supermercados de Estados Unidos que reclamaban por el alto nivel de fármacos aplicados por las salmonicultoras nacionales.

Por ello, la compañía que opera en la Región de Magallanes inició un proyecto para producir salmones sin antibióticos ni pesticidas.

«Cuando partimos contando esto a los extranjeros y a las ONG, primero nos miraron con escepticismo, pero a medida que iba pasando el tiempo, les íbamos mandando reportes del avance. Llevamos ocho meses sin drogas», aseguró a Pulso Nicos Nicolaides, gerente general de Nova Austral.

A la iniciativa se sumarían Cermaq y Salmones Magallantes, ligada a Juan Antonio Gálmez, y que también mantienen cultivos en la austral región, territorio donde la Septicemia Rickettsial Salmonídea (responsable del elevado uso de antibióticos en Chile) y la caligidosis tienen casi nula incidencia.

Nicolaides, ex ejecutivo de Blumar, anticipa que los primeros peces que nunca han recibido un tratamiento de antibióticos serán cosechados en el centro de cultivo de Nova Austral, ubicado a 200 kilómetros al sur de Punta Arenas, capital de la Región de Magallanes.

El primer centro libre de antibióticos debería cosechar cerca de 5.000 toneladas, explica el ejecutivo chileno, agregando que el plan ha resultado un éxito. «Este año esperamos cosechar 26.000 toneladas. Desde mayo en adelante deberíamos cosechar unas 18.000 toneladas de salmón que nunca ha sido tratada con antibióticos», concluyó Nicolaides.

Presione aquí para ver la nota desde su fuente original en Pulso.

Para más detalles lea: Nova Austral produce salmón sin uso de antibióticos

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL