Chilenos avanzan en identificar virulencia de una de las principales patologías del salmón

Oct 5, 2016

El BKD es una enfermedad que puede ser transmitida verticalmente, mediante los huevos de padres infectados; y también horizontalmente, debido a que R. salmoninarum puede sobrevivir en agua dulce o agua de mar por un tiempo limitado, pero suficiente como para asegurar la transmisión horizontal.

Renibacterium salmoninarum es una bacteria Gram-positiva, diplo-bacilo, no móvil, que no forma esporas ni es ácido-alcohol resistente, con carácter intracelular y de crecimiento lento (más de 20 días). Esta bacteria es el agente causal de la Enfermedad Bacteriana del Riñón o mas conocida como BKD por su traducción del inglés Bacterial Kidney Diseases, la cual afecta a salmónidos cultivados y silvestres en todo el mundo.

En Chile, los primeros antecedentes de R. salmoninarum se asocian a peces nativos a inicios de la década de los ’70. Sin embargo, el primer reporte científico se remonta a 1983. Actualmente, este es el segundo patógeno con mayor impacto y prevalencia en la industria acuícola del país sudamericano, especialmente en la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena, debido a las condiciones de temperatura que no son favorables para otro tipo de patógenos. Además, la bacteria es capaz de infectar a los salmónidos cultivados en Chile durante todo el ciclo productivo, causando una infección sistémica, lenta y progresiva, la cual raramente manifiesta signos clínicos externos, aunque internamente se puede observar el engrosamiento del riñón y lesiones granulomatosas de color blanco-grisáceas y, a veces, en el bazo e hígado.

BKD_Renibacterium salmoninarum (Foto Fish Health Center de Estados Unidos)

Más en detalle, el BKD es una enfermedad que puede ser transmitida verticalmente, mediante los huevos de padres infectados; y también horizontalmente, debido a que R. salmoninarum puede sobrevivir en agua dulce o agua de mar por un tiempo limitado, pero suficiente como para asegurar la transmisión horizontal.

«Aunque la presencia de R. salmoninarum en Chile se remonta a más de 20 años, a la fecha son escasos los estudios sobre las características bioquímicas, genéticas y serológicas de los aislados chilenos y mucho menos conocimiento de sus propiedades de virulencia», explica el Dr. Rubén Avendaño-Herrera, quien es investigador de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Andrés Bello (UNAB) e investigador principal del Centro FONDAP INCAR.

A través del Proyecto de Investigación Fondecyt Regular Nº1150695 «Identification and characterization of the iron uptake system in different Chilean Renibacterium salmoninarum isolates and its influence on pathogenesis and inmunogenicity in Atlantic salmon and rainbow trout», se ha profundizado en la variabilidad del patógeno y estudiar los mecanismos de patogenicidad de aislados chilenos de este microorganismo. De esta forma, subraya el Dr. Avendaño-Herrera, «tenemos una colección de mas de 70 aislados de distintos hospederos y orígenes geográficos, los cuales nos están permitiendo generar conocimiento de base para el desarrollo a corto plazo de medidas de control y prevención alternativas al uso de antimicrobianos y a la vacuna comercial Renogen®, respectivamente».

Alternativas a los antibióticos

Al revisar los artículos científicos publicados en los últimos diez años para R. salmoninarum, son escasos los que abordan temas distintos al desarrollo de nuevos métodos de diagnóstico u optimización de los existentes, así como el aislamiento de esta bacteria en nuevos hospederos y/o áreas geográficas. Esto, debido a que trabajar con la bacteria es tan complejo o más que con aislados de Piscirickettsia salmonis, pues R. salmoninarum tarda en crecer al menos 20 días y el aislamiento a partir de muestras de campo son muy complejas, precisa el investigador del INCAR.

Es así que la reciente publicación del artículo «Iron acquisition and siderophore production in the fish pathogen Renibacterium salmoninarum» de los autores Jörn Bethke, Matías Poblete-Morales, Rute Irgang, Alejandro Yáñez y Rubén Avendaño-Herrera en la prestigiosa Journal of Fish Diseases, proporciona antecedentes concretos de mecanismos alternativos de virulencia distintos que la conocida proteína p57, esclareciendo por primera vez la existencia de dos sistemas de captación de hierro, como lo son la producción de sideróforos y la utilización de grupos hemo. Además, es posible detectar diferencias entre los aislados estudiados.

El Dr. Avendaño-Herrera detalló que actualmente se encuentran realizando ensayos para determinar el efecto que tienen estas diferencias sobre la virulencia de la bacteria, así como la selección de aislados para el desarrollo de bacterinas especie-específicas.

En esa línea, dijo que esperan poder desarrollar a corto plazo terapias alternativas a los antibióticos que permitan combatir este persistente patógeno que afecta a la industria acuícola nacional. «Y para esto se encuentran en curso una tesis de doctorado y magíster desarrollado por el biólogo Jörn Bethke y Johan Quezada, así como los estudios que se están realizando en el laboratorio del director alterno del Fondecyt Nº1150695, Dr. Alejandro Yáñez, investigador de la Universidad Austral de Chile y del Centro FONDAP INCAR», concluyó el académico de la UNAB.

Acceda al artículo publicado en Journal of Fish Diseases haciendo clic aquí.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

[latest_journal_single_iframe]
Suscríbase al Newsletter Aqua