5.000 litros de agua: Inauguran planta desalinizadora en caleta de la región de Coquimbo

Sep 27, 2019

Las desalinizadoras captan agua del mar y la convierten en potable, tras someterla a un proceso de tratamiento y filtrado (osmosis inversa).

El subsecretario de Pesca y Acuicultura, Román Zelaya, inauguró este viernes 27 de septiembre una planta desalinizadora que entregará casi 5.000 litros diarios de agua potable a la caleta Chigualoco en Los Vilos, región de Coquimbo.

La obra, que implicó una inversión pública de $50 millones (recursos ex FAP, hoy Indespa), tendrá un funcionamiento amigable con el medio ambiente, pues operará con energía proveniente de paneles solares.

De esta manera, los socios del sindicato artesanal de Chigualoco y sus familias están cumpliendo uno de sus mayores anhelos: contar con un suministro estable y seguro del recurso hídrico.

El subsecretario destacó que la desalinizadora «mejorará la calidad de vida en la caleta y contribuirá decididamente a su progreso y desarrollo económico».

Tras la inauguración de la planta, la autoridad resaltó que la obra forma parte de un plan de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) que considera seguir construyendo desaladoras a lo largo del país, para llegar a un total de 23.

En los últimos años se han entregado diez plantas, a las que desde ahora se suma la de Chigualoco. En los próximos meses, se pondrán en marcha otras doce desaladoras, en momentos en que el país enfrenta una severa contingencia hídrica.

En conjunto, las 23 plantas «tendrán una capacidad de producción de casi 200 mil litros de agua diarios, con una inversión pública de casi de $2 mil millones», detalló el subsecretario.

«Estamos hablando de algo muy significativo en términos económicos y de impacto para la gente de cada caleta», remarcó.

En la región de Coquimbo, Subpesca ejecuta otros tres proyectos del mismo tipo en Totoralillo Norte, Talcaruca y Maitencillo de Canela.

Las desalinizadoras captan agua del mar y la convierten en potable, tras someterla a un proceso de tratamiento y filtrado (osmosis inversa).

«Esta planta nos cambia la vida y nos abre muchas puertas, porque antes necesitábamos camiones aljibe para obtener agua. Ahora, en cambio, tendremos agua para poder trabajar. Más adelante queremos instalar pérgolas y un restorán. Estamos muy contentos con este proyecto, sobre todo por el contexto de sequía que enfrenta el país», destacó uno de los dirigentes del asentamiento, Roberto Collao.

En Chigualoco, los pescadores se dedican fundamentalmente a la extracción de peces de roca, algas y mariscos: lapas y erizos, entre ellos.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL