De los salmones y la marea roja al sismo: El año «negro» de Chiloé

Dic 26, 2016

Tres hitos, con un estallido social incluido, marcaron el convulsionado 2016 de la Isla Grande. Gremios del comercio y turismo de todos modos tienen altas expectativas para la temporada estival.

(La Tercera) «Ayer (domingo 25 de diciembre), después de las 14 horas, me llamaron varios empresarios hoteleros, preocupados por el tono de las noticias que se estaban difundiendo. Parecía que Chiloé estaba en el suelo, y aquí todo funcionaba bien, con normalidad», dijo Gastón Cárcamo, presidente de la Cámara de Comercio de Ancud, en la Isla Grande.

No ha sido un año fácil para los chilotes. A mediados de marzo, cerca de 4.500 toneladas de salmones muertos fueron vertidos al mar, en las costas de la Región de Los Lagos.

Luego, en mayo, las faenas pesqueras de Chiloé quedaron paralizadas producto de la marea roja. Los pescadores y otros gremios iniciaron una movilización general, con tomas de carreteras y la interrupción del ingreso de vehículos a la isla, como protesta por la crisis ecológica que, a su juicio, era gatillada por los salmones. Después de tres semanas, las comunas firmaron un acuerdo con el Gobierno.

Y ahora el terremoto.

Según Cárcamo, «fue un año duro, pero esto que vivimos hoy (domingo) no significará ninguna merma. A mediados de año sí fue crítico, por ejemplo, que Estados Unidos llamara a sus ciudadanos a no venir, por el paro. Pero ahora la temporada se ve muy bien. Para mediados de enero deberíamos tener el 100% de la capacidad hotelera ocupada».

Juan Romero, dirigente de los pescadores de Melinka, manifestó que «hemos convivido con marea roja desde hace años. Por esto, habría sido terrible que este terremoto o un tsunami hubiesen causado daños a nuestras embarcaciones. Afortunadamente, están en lugares seguros y no pasó nada malo».

Héctor Caripán, encargado de la oficina de turismo de la Municipalidad de Castro, sostuvo que «es posible que este evento espante a algunos visitantes, pero quedó claro que Chiloé está preparado para este tipo de cosas: no hubo ataques de pánico ni accidentes, la información y la red de emergencia funcionaron muy bien».

Igualmente, Julio Candia, presidente de la Cámara de Comercio de Castro, comentó que “durante la mañana (del domingo) tuvimos noticias de personas que cancelaban reservas, pero después el panorama se tranquilizó. No es bueno precipitarse. Hicimos un testeo y todos los servicentros funcionaron normalmente. Y los supermercados registraron daños menores, como algunas caídas en vitrinas».

Además, las aerolíneas Sky y Latam informaron que darán flexibilidad a los clientes que tenían pasajes a las zonas afectadas por el terremoto, sin multas ni cobros de diferencia tarifaria.

Presione aquí para leer la nota desde su fuente original en La Tercera.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

[latest_journal_single_iframe]
Suscríbase al Newsletter Aqua