Martin Hevia: Los salmonicultores «deben establecer vínculos más allá de la generación de empleo»

May 5, 2017

"Invertir en I+D con enfoques aplicados es la ruta correcta y necesaria para superar los problemas en las distintas áreas, entendiendo además que es preferible avanzar lento, pero a paso seguro", sostiene el director ejecutivo de Acuicultura en Fundación Chile.

En estado silvestre, los salmones nacen y pasan su juventud en los ríos, para luego hacerse adultos en el mar. Al alcanzar la madurez, vuelven a los ríos para desovar. Van aguas arriba, nadando contra la corriente, hasta llegar -con asombrosa precisión- al río en que nacieron e incluso al lugar exacto.

Haciendo una analogía con esa increíble capacidad de los salmones, se puede decir que hoy en Chile el gran desafío de la salmonicultura es nadar contra la corriente, venciendo las dificultades y reparando los errores que se cometieron en el camino, «para volver a ese origen de la industria, en que el salmón chileno se llenó de gloria y admiración en los mercados externos, además, claro está, de su buena imagen interna».

Dicho postulado es del director ejecutivo de Acuicultura en Fundación Chile (FCh), Martin Hevia Werkmeister, para quien no se trata de caer en la desesperación, sino de analizar las decisiones que se tomaron, los atajos que le costaron caro a la industria y por donde no se puede volver a pasar.

En esa línea, sostiene que tal vez fue «simplemente mala suerte» que en el camino el salmón cultivado en Chile se encontrara con la Septicemia Rickettsial Salmonídea (SRS), pero -enfatiza- no fue cosa del destino que se siguieran importando ovas y trayendo enfermedades desde el hemisferio norte.

«Reparar ese desacierto significa invertir en I+D (Investigación y Desarrollo) para generar mejores vacunas y tomar medidas que permitan ir disminuyendo el uso de antibióticos», argumenta Hevia, añadiendo que poner atención en el cuidado del medioambiente es tarea obligada en este retorno, porque la tentación de producir más muchas veces jugó en contra de la sustentabilidad, repercutiendo a la larga en problemas sanitarios, alta mortalidad e impactos en el entorno.

«Por ahí definitivamente no se puede volver a pasar. El camino que sí hay que tomar es uno que la industria se saltó: la integración de la comunidad, estableciendo vínculos que vayan más allá de la generación de empleo. Hasta ahora ha habido algunos esfuerzos dispersos, sin un plan global, y hay conciencia de que en ese terreno se está al debe. Hay ejemplos externos que demuestran que se puede lograr esa buena relación, lo que redunda en que los lugareños se sientan orgullosos de la industria y la protejan, cuando son partícipes de la bonanza de las salmonicultoras y no solamente de las posibles repercusiones negativas de esta actividad», aduce el timonel de Acuicultura en FCh.

Informe de Sustentabilidad

Las dificultades hacen reflexionar y esto es lo que ha ocurrido en la Asociación de la Industria del Salmón de Chile A.G. (SalmonChile), que ha decidido transparentar las operaciones de sus empresas socias. A su juicio, la publicación del Primer Informe de Sustentabilidad de la industria es el reflejo de que se ha entendido que hoy es el momento de mirar de frente a los grupos de interés para mostrar los indicadores ambientales, sanitarios, sociales y laborales.

«Pero no basta con publicar si no hay detrás un real compromiso por mejorar esos datos. Y eso no ocurrirá por arte de magia. Invertir en I+D con enfoques aplicados es la ruta correcta y necesaria para superar los problemas en las distintas áreas, entendiendo además que es preferible avanzar lento, pero a paso seguro», reitera Martin Hevia.

Importante además es considerar este retorno como un esfuerzo colectivo, en que las empresas se organicen para trabajar asociadas.

«Las iniciativas individuales, por muy bien dirigidas que estén, se diluirán si no consiguen unirse en pro de un fin común. Solo así se podrá volver al origen de la prosperidad, a ese sitio de equilibrios sanitarios, medioambientales y comerciales que aún está en la memoria de los salmones», concluye el experto acuícola de Fundación Chile.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

[latest_journal_single_iframe]
Suscríbase al Newsletter Aqua