Llaman a crear un consejo público-privado que impulse la competitividad del salmón

Feb 3, 2016

Expertos en materia de mercados de productos del mar sugieren establecer un consejo similar al que tiene Noruega, donde la marca país alcanza ribetes de política de Estado.

Según un estudio liderado por la Alianza Global de la Acuicultura (GAA, por sus siglas en inglés), un 39% de los consumidores tiene al país de origen como prioridad a la hora de adquirir un producto del mar; mientras que, al comparar la elección entre los pescados y mariscos provenientes de la acuicutura versus los capturados en estado salvaje, un 47% dijo tener una percepción negativa de los primeros, donde un 27% adujo que las condiciones de cultivo «no son las adecuadas», un 23% que «no son tan saludables como los salvajes» y un 18% manifestó preocupación por el «tipo de dietas y uso de antibióticos».

¿Son los alimentos acuícolas negativos para su salud? La presidenta de McKnight & Company LLC, Dra. Jeanne McKnight, sostiene que para la mayoría de quienes se han desempeñado en el rubro de la acuicultura en las últimas décadas saben la respuesta: «Por supuesto que no. Los pescados y mariscos producidos de manera responsable son buenos para todos. Y tal como las especies hidrobiológicas silvestres, son una parte necesaria de una dieta equilibrada y saludable», subrayó a AQUA la ejecutiva de la firma estadounidense.

¿Pero entonces por qué existe esa percepción en los consumidores? La misma Dra. McKnight responde que existe desinformación acerca de las condiciones de cultivo, lo que propicia la publicación de contenidos sesgados y que estiman que la acuicultura es igual en todo el mundo.

En el caso puntual del salmón, argumenta que los países referentes, como Noruega, Chile, Canadá, Islas Faroe y Reino Unido, mantienen una base común de producción que «hoy está centrada en la sustentabilidad» y lo cual se evidencia en asociaciones como la Iniciativa Global del Salmón (GSI, por su sigla en inglés) donde las compañías de distintas naciones persiguen la estandarización de los procesos.

Política de Estado

«He ahí la relevancia de potenciar una marca país, a través de la cual se comuniquen los lineamientos que se están ejecutando, que la gente interiorice que existe una constante preocupación por, entre otras cosas, el medio ambiente y por las comunidades en donde se emplazan los centros productivos», manifestó a AQUA el doctor en Economía de la Universidad de Alaska, Gunnar Knapp, quien destacó el caso de Noruega que cuenta con un consejo público-privado que «maneja un millonario fondo» para posicionar sus productos del mar en los mercados internacionales. «Esto es lo que los lleva a estar en todas partes», enfatizó el experto que ha destinado casi toda su vida al rubro acuícola-pesquero.

El presidente de la distribuidora de productos del mar SeaCorp Seattle, Inc. y analista de mercados del salmón, Alfredo Ovalle, complementa a este mismo medio de prensa que se requiere una política de Estado donde, tal como en Noruega, haya un acuerdo y real compromiso del sector público y privado por fomentar ese tipo de campañas.

«En el caso de Estados Unidos, los restaurantes debieran colocar el país de origen del salmón que tienen en sus menús. Muchas veces lo pregunto y el 90% de las veces la respuesta es incorrecta. Chile pierde en este sentido una gran fuente de promoción ya que si el producto gusta, así como sucede con el vino, el consumidor lo buscará después en el supermercado -en este tipo de establecimientos del país norteamericano se exige esta información-«, sostiene Ovalle.

Añadió que en el caso de los restaurantes, se debe realizar un trabajo «mucho más fuerte en marketing, porque lo más importante, que es el que el producto esté en el menú, ya está hecho». En este sentido, subrayó que Chile debe destacar «todas sus certificaciones, buenas prácticas y que posee un producto que cumple con todos los requisitos para que sea consumido sin temor alguno o duda». Y reiteró que es el momento de crear un «Chilean Council» (Consejo Chileno) como el que tiene Noruega donde la «promoción y defensa del producto es un tema de Estado, ya que los gobiernos de turno no tienen reparos para regular a la industria»; por ende, tienen más propiedad a la hora de informar acerca de las bondades de sus alimentos.

«Salmón de Chile»

El gerente de Planificación y Marketing de Camanchaca, Igal Neiman, concuerda con Alfredo Ovalle y el Dr. Knapp y sostiene que es «muy importante desarrollar la marca país para posicionarnos como un productor de alta calidad, sustentable y que tiene fantásticas condiciones geográficas y oceanograficas para producir el mejor salmón».

En esa línea, destacó la campaña de marca sectorial en Brasil que ya cumple tres años y, según analizó, «ha tenido mucho éxito, por lo cual creemos que podría ser interesante replicar esta experiencia en otros mercados».

Las palabras de Neiman tienen sustento a la hora de ver el crecimiento del salmón chileno en Brasil desde 2012, año en que se inició la campaña, donde las exportaciones se han incrementado en un 55% en términos de toneladas y en un 69% en retornos. Mientras que el segmento de productos de valor agregado se ha expandido en un 76% en volumen y 84% en valor durante el mismo lapso.

Para más detalles vea la nota de AQUA titulada Campaña «Salmón de Chile»: Un exitoso caso de asociatividad

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

[latest_journal_single_iframe]
Suscríbase al Newsletter Aqua