Analizan el escenario nacional frente a las floraciones de algas nocivas

Sep 28, 2018

El doctor Fraga enfatizó que la realidad mundial hace necesario el uso de nuevas herramientas, como las basadas en métodos moleculares o en análisis automático de imagen.

Con 41 años de investigación en el ámbito de la marea roja, el doctor Santiago Fraga del Centro Oceanográfico de Vigo en España ahondó en torno al tópico «Tendencia global de las floraciones algales nocivas (FANs): Impactos y perspectivas futuras», en la inauguración del curso de invierno que todos los años organiza el Centro de Investigación i~mar de la Universidad de Los Lagos (ULagos).

Basado en su experiencia, el doctor Fraga subrayó en los sistemas de monitoreo como una forma de afrontar futuros FANs. «El monitoreo de fitoplancton nos permite adelantarnos en el tiempo, pero el desfase entre la aparición de la especie tóxica en el agua y la detección de la toxina en los moluscos puede ser muy pequeño. Para que el monitoreo sea eficaz, el tiempo de muestra y los resultados debe minimizarse», enfantizó el investigador.

Santiago Fraga (1)

El doctor Fraga sostuvo que la realidad mundial hace necesario el uso de nuevas herramientas, como las basadas en métodos moleculares o en análisis automático de imagen. «Se debe tener la precaución de preservar las muestras y tomas para futuros trabajos. Siempre hay que estar abiertos a las sorpresas, a que aparezcan especies tóxicas de cualquier grupo, no citadas anteriormente. En 41 años de experiencia, he tenido muchas sorpresas», afirmó.

En su ponencia, el experto apuntó a la dificultad de monitorear el territorio de mar chileno y principalmente la Patagonia. «La escala de monitoreo en Chile es gigante. Galicia es un territorio pequeño, en cambio acá hay miles de kilómetros que monitorear, cuestión que aumenta la dificultad de detección», indicó.

En esta línea, Santiago Fraga también apuntó que Chile es diferente de otras regiones en lo relativo a los florecimientos algales nocivos (también conocidos como blooms), porque la exportación mediante transporte marítimo provoca la descarga de inmensas cantidades de aguas de lastre provenientes de otras regiones del mundo.

00

La versión 2018 del curso de invierno del i~mar se extenderá hasta el próximo martes 2 de octubre. Y este año cuenta con una segunda parte, específicamente de jornadas teórico-prácticas que procurarán entregar herramientas inequívocas para la identificación taxonómica de las principales especies de microalgas nocivas que han afectado recientemente a la región sur-austral.

«Esta segunda parte del curso cuenta con la participación de 22 profesionales y estudiantes de diferentes universidades y centros de investigación del país distribuidos entre Valparaíso (región de Valparaíso) y Punta Arenas (región de Magallanes y de la Antártica Chilena)», puntualizó el doctor Patricio Díaz, quien es investigador del Centro i~mar y organizador de la versión 2018 del curso de invierno.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL