Sociedad Chilena de Ficología se refiere a proyecto que busca incluir a la pesca y acuicultura en Ministerio de Agricultura

Oct 28, 2020

"Es un retroceso", puntualizó la entidad.

La directiva de la Sociedad Chilena de Ficología (Sochifico), a través de su presidenta, Dra. Loretto Contreras Porcia, entregó una declaración relacionada con el proyecto de ley del Gobierno de Sebastián Piñera que busca crear un nuevo Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentos, Recursos Forestales y Desarrollo Rural.

A continuación la reproducimos íntegramente:

«A casi un año del estallido social en demanda de nuevas y mejores políticas públicas que solucionen problemas que arrastramos como país desde hace décadas y que de manera proactiva enfrenten las necesidades y oportunidades del futuro, es que nos llama a la reflexión el proyecto de fusionar al sector pesquero y acuícola con el Ministerio de Agricultura.

Esta idea nos preocupa por cuanto se contrapone a la historia de Chile, como también al proceso de enseñanza en nuestras escuelas y por sobre todo, a la aspiración de miles de chilenas y chilenos vinculados al mar y sus recursos que esperan por décadas la creación de un Ministerio del Mar.

LEA >> Dirigentes de la pesca explicaron: ¿Por qué se necesita un Ministerio del Mar en Chile?

LEA >> Ferepa ante intención del Gobierno de crear un nuevo ministerio: «No aporta nada al sector pesquero»

 

LEA TAMBIÉN >> Excanciller Heraldo Muñoz respalda la creación de un Ministerio del Mar

RELACIONADO >> Ministerio del Mar: La CUT expresa su «total respaldo al mundo pesquero»

Como directiva de la Sochifico consideramos que este proyecto de ley significa un retroceso, ya que nos sacaría del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, repartición que regula y planifica el importante rol que juegan los diversos sectores de pesca, acuicultura, investigación y desarrollo tecnológico para nuestra economía. Sin desmerecer el importante rol que ha tenido y tiene nuestro Ministerio de Agricultura en todas sus áreas de impacto, no podemos retroceder, sino todo lo contrario, avanzar hacia una nueva y moderna institucionalidad de asuntos marítimos que aborde de manera dedicada, oportuna, eficiente, con pertinencia y coherencia a la importancia que tienen sus recursos, actividades de diversa índole y las personas vinculadas al mar de Chile.

LEA >> [+VIDEO] Senador Quinteros analiza diversas reformas para la pesca y acuicultura nacional

Solo a modo de ejemplo, hace años que el mercado de las macroalgas tiene un tamaño exportador de más de 200 millones de dólares anuales, posicionando a Chile dentro de los diez países con mayores exportaciones de algas y productos algales derivados en el mundo. Y esto se ha logrado mediante el uso de un grupo de menos de 20 especies, cuando solo en las costas de Chile continental existen aproximadamente 500 especies de algas y si consideramos los territorios insulares y antárticos podemos llegar a las 800 especies.

Es por esto que los esfuerzos deben ser focalizados en una entidad que resguarde estos recursos importantes a nivel ecológico, social y económico, como también para todos los recursos ligados al mar.

LEA >> Ventas han crecido un 4% este año: Destacan el mayor interés por algas chilenas en China

LEA >> Los Lagos: Caen exportaciones de salmónidos pero suben las algas y otros productos del mar

LEA >> Llaman a cuidar los bosques de algas

LEA TAMBIÉN >> Difunden resultados de programa de desarrollo de acuicultura de algas

RELACIONADO >> Seminario abordará la vulnerabilidad de los modos de vida costeros en Chile

Finalmente, es indiscutible la importancia nacional de todas las actividades productivas que se realizan en el territorio marítimo de Chile que se extiende por cuatro mil kilómetros de costa y en donde conviven 467 caletas, 39 puertos, cinco bases navales, 100 comunas y más de 1 millón de chilenas y chilenos.

Todas estas actividades requieren de una administración que considere los aspectos económicos, sociales, culturales, científicos y ambientales propios de la vida en el mar, es decir que actúe incorporando la funcionalidad distintiva de los territorios marítimos, y no bajo una lógica centralizada que viene a igualar estas actividades con lo que sucede en el agro.

Es por tanto que el reconocer estas diferencias permitirá, sin lugar a dudas, un mejor funcionamiento, cuidado y uso futuro del mar».

*La foto destacada es de contexto y corresponde a archivo del INE.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL